Recuerdos de una tarde de Rocío...

 

 

Corría las 17:45 y comenzaban a sentirse los primeros golpes de tambor de la Agrupación Musical en San Pablo. A pocos minutos se empieza a ver el banderín en la puerta de la Real Iglesia de San Pablo a los sones de “Rosario de Montesión”. Tras la banda, asoma la carreta empujada por dos bueyes luciendo su mejor patrimonio para luego portar el Simpecado de camino al Rocío.

Media hora más tarde empiezan a asomar las banderas y los bacalaos y al compás de una corneta anunciando el “Himno Nacional” se produjo la salida del Simpecado de la Hermandad del Rocío de Córdoba. Pocos segundos después, la formación interpreta la nueva marcha “Rocío, Esperanza y Madre Nuestra”, y tras ello mientras el Simpecado es colocado en la carreta, la calle se inunda con el sonido de “La Salve Rociera”.

Una voz se oye en lo alto de la carreta pronunciando… “Viva la Madre de Dios” y acompañado de la respuesta del pueblo rociero, la Hermandad del Rocío de Córdoba comenzaba su camino.

Tras ello, la Agrupación Musical se adentró en la calle San Fernando al son de “A los pies de Sor Ángela” encabezando el cortejo que se dispone hacia la S.I.C. Terminada la calle San Fernando el cortejo tomó la calle Cardenal González con el acompañamiento de la marcha “Paz”. Llegados a los alrededores de la Santa Iglesia Catedral, la Agrupación Musical interpreta “Virgen de la Hiniesta”, y cruzando la Puerta de Santa Catalina para llegar al Patio de los Naranjos, se escuchó la marcha “Coronación”. Unos minutos más tarde, la carreta llega a la Puerta de las Palmas para adentrarse dentro de la S.I.C.

Llegando al Alcázar y con nuestro banderín abriendo cortejo, suena la marcha “Esperanza Madre del Amor” y a continuación para llegar a la Ribera sonó “Virgen de las Angustias”. El recorrido llegaba a su fin, y llegados al Arco del Triunfo, uno de los lugares con encanto de nuestra ciudad, se escuchaban los primeros acordes de la marcha “Sones de un Barrio”. Cruzado el Puente de Miraflores, esperamos a la carreta para interpretar su marcha… “Rocío, Esperanza y Madre Nuestra”. Y tras poner el Simpecado frente al monumento de la Virgen del Rocío, y al son de “La Salve Rociera”, pusimos fin a una gran tarde junto a nuestra querida Hermandad del Rocío.

Juan José Piedra Barrios

Componente de la Agrupación Musical

Fotos realizadas por:

Francisco Javier Calderón Merina