NUEVA MARCHA PARA NUESTRA AGRUPACIÓN MUSICAL… “ALFAROS”

 

 

¿Cómo explicar lo inexplicable? ¿Cómo decir lo que no se puede describir con palabras? ¿Cómo transmitir lo que solo puede expresar el corazón? Sería imposible poderos contar lo que un puñado de afortunados niños pudimos vivir una soñada noche de primavera, cuando nos fundimos por primera vez con su hermosa silueta, cuando sus infinitos brazos nos abrazaron el alma…

Tan sólo una calle, una nos bastó para que aquel Jueves Santo de 2008 pudiésemos cumplir nuestro sueño más anhelado. Una calle que, si bien es bastante larga, para nosotros parecía que tan solo tenía un par de metros, pues estábamos sedientos de Él, necesitábamos de su amor y de su inmensidad, ansiábamos vivir en una eterna noche de Nisán. Cada marcha, cada pentagrama, cada nota estaba cargada de emoción, cargada de ilusión, cargada de esfuerzo, cargada de GRACIA.

Y como ya os hemos dicho que ninguno de los presentes seríamos capaces de describir aquella bendición que el Señor nos dio, Alberto Gómez Ruiz nos regala ese momento en forma de marcha, pues no podríamos contarlo de otra manera que no fuera haciendo música. Una marcha diferente, con potencia, con fuerza, con garra, con melodía y sentimiento. Una marcha en la que la dulzura, el pellizco y la energía se entremezclan para poder expresar lo vivido aquella mágica media hora…

Es una marcha, una calle, una noche, un año, una Cofradía, una banda, un barrio, una devoción, un sentimiento, un pedacito de cielo que pudimos tocar… ES “ALFAROS”.

En el ensayo de hoy “ALFAROS” comenzará a ser una realidad…