"SEGUIREMOS REZANDO CON NUESTRA MÚSICA AL DIVINO SALVADOR DURANTE LOS PRÓXIMOS TRES AÑOS"

 

 

Bajo la tranquila mirada de la luna creciente, al finalizar el último ensayo de nuestro particular año cofrade, con la misma ilusión que cuando vestíamos nuestro humilde y primer uniforme, antes del merecido asueto de las vacaciones de verano, hemos tenido el privilegio de firmar, a broche de oro, el contrato que nos seguirá uniendo con la Hermandad del Prendimiento de Córdoba otros tres años más. 

 Si bien es cierto que tenemos el placer y el orgullo de contar con auténticos éxtasis de fe entre las Hermandades a las que pertenecemos musicalmente hablando, esta Hermandad se merece un hueco especial dentro de nuestro corazón, ya que nos permitió acompañar a su Titular en nuestros incipientes pasos musicales, cuando vestíamos aquellos jerséis que con tanta añoranza y cariño recordamos. 
 
Desde este pentagrama del verbo queremos agradecer al Hermano Mayor de la Hermandad del Prendimiento y a su Junta de Gobierno no sólo el que sigan confiando en nosotros, sino en que nos sigan regalando el aroma de azahar en cada tarde de Martes Santo, siendo la estela musical de "El Divino Salvador", mientras suena dulcemente "Ángeles Salesianos".