¡UN NUEVO MARTES SALESIANO!

 

Seguimos con nuestro recorrido diario de lo que ha sido nuestra Semana Santa de 2017, hoy turno para el día en el que nuestros sones volvían a Córdoba, para vivir un nuevo Martes Santo junto a nuestra familia de la Hermandad del Prendimiento, un día de barrio y sentimiento cofrade, en el que El Divino Salvador nos volvería a cautivar con su mirada prendida, un día que nuestro compañero Alberto Fernández Doblas ha titulado en su crónica como:

¡UN NUEVO MARTES SALESIANO!

¡Los Sones de un Barrio llegarán por primera vez a la Carrera Oficial con nuestra nueva imagen!

Así amanecía este nuevo Martes Santo, un día radiante y de cielo azul, en el que volveríamos a estar con nuestra familia salesiana, nuestra gente del Divino Salvador. Aún recordamos a aquellos niños que, con sus jerséis negros allá por 2008, acompañaron por primera vez a Nuestro Padre Jesús del Prendimiento hacia la Santa Iglesia Catedral y que hoy, con su nueva uniformidad y su nuevo banderín volverían, como estos tres últimos años de atrás, a acompañar a sus Ángeles Salesianos.

Comenzamos el pasacalles en nuestra Casa Hermandad, donde estuvimos afinando y poniendo a punto nuestros instrumentos, y a partir de las 18:10 comenzaron a sonar los primeros tambores dando paso a “La Oración en el Huerto”. Y así, avanzamos por María Auxiliadora mientras nos acercábamos al Santuario de María Auxiliadora y no podía ser de otra forma… al compás de “Prendimiento de Jesús”.

El misterio estaba a punto de salir del cocherón anexo al Santuario y “La Saeta” y su marcha “El Divino Salvador” hacían indicar que este Martes Salesiano había comenzado y Nuestro Padre Jesús Divino Salvador estaba en la calle. Un sinfín de aplausos al ver de nuevo al Señor del Prendimiento para comenzar esta Estación de Penitencia y… ¿De qué mejor manera? Sonaba “Ángeles Salesianos”.

Así pues, María Auxiliadora se había convertido en un momento mágico, lleno de emoción, y el Divino Salvador se despedía de su barrio al compás de “Virgen de la Estrella”.   Quedaban por delante horas y momentos por vivir junto al Señor del Prendimiento donde, camino a la nueva Carrera Oficial y a la Catedral, sonaron diferentes marchas como “Gratiam”, “He Ahí Jesús”, “La Salve”, “Al Señor del Silencio”, “Virgen de la Paz”, “Alfaros”, “Conversión”, “Santa María de la Esperanza”, entre otras.

Fue con “Alma de Dios”, como es tradición, como llegó a Carrera Oficial, y allí se interpretó “Nuestro Padre Jesús de la Victoria”, “Esperanza Madre del Amor”, “Oh Pecador”, “La Trabajadera” y antes de entrar al Patio de los Naranjos, en un marco incomparable, sonó “Gloria Tibi Trinitas”.  El discurrir del Divino Salvador por el Patio de los Naranjos fue al compás de “Sabed que Vendrá” y “Pangue Lingua”, para poner fin a esta primera mitad del recorrido.

Instantes más tardes, Nuestro Padre Jesús del Prendimiento salió en silencio del interior de la Santa Iglesia Catedral, y no fue hasta la Puerta de Santa Catalina donde de nuevo se volvió a escuchar una marcha… “Aquel Día…”. Tras ello, llegaba la hora de poner rumbo al Santuario de María Auxiliadora y por las calles Magistral González Francés y Cardenal González sonaron “Resurrección de Jesús”, “Amén”, “Ángeles Salesianos”, “El Principio de un Sueño” e “Y Contigo hasta el Cielo” para dar paso a una imborrable revirá y tomar la abarrotada Calle San Fernando.

Comenzaron, desde este punto, las marchas enlazadas tales como “Oración”, la cual fue dedicada a Juan Parra, y “Oh Pecador”, “Coronación” y “Virgen de las Angustias”, “Orando al Padre” y “A los Pies de Sor Ángela”, “Y Yo Soy la Resurrección y la Vida” y “Creo en Jesús”, para llegar, de este modo, a Capitulares donde sus fieles lo esperaban para acompañarlo de vuelta a su barrio y en ese momento tan entrañable, volvía a sonar una marcha muy especial para nosotros… “Aquel Día…”.

“Cinco Llagas”, “Prendimiento de Jesús”, “Angustias Reina y Madre de Vélez Coronada”, “La Música que nos Une”, “Nazaret” y “Salud de San Bernardo” sonaban en San Pablo. Y en los alrededores de San Andrés se escuchó “El Principio de un Sueño” para poner punto y seguido al pasado Martes Santo, que, debido a la amenaza de lluvia, no pudo sonar en ese mismo lugar.

Y como hemos dicho, nuestra Semana Santa está llena de momentos imborrables y mágicos entre los cuales se encuentra la interpretación de la marcha “Reo de Muerte” en la Iglesia de San Andrés como homenaje a su “Caifás”, Pepe Ávila, tristemente fallecido hace unos meses.

Seguíamos avanzando de vuelta a casa, de vuelta al barrio, una combinación perfecta entre la cuadrilla de costaleros y nuestros sones… “Sones de un Barrio” marcha que todo hacía indicar que el fin de este Martes Santo estaba cada vez más cerca. Y antes de llegar a la Plaza de San Lorenzo y María Auxiliadora, donde todos esperaban al Divino Salvador, sonaron “Salud de Montesión”, “Paz” y “Virgen de la Hiniesta”, recibiendo los aplausos de la cuadrilla al finalizar esta última marcha.

Un sinfín de aplausos y marchas para despedir a Nuestro Padre Jesús del Prendimiento que al compás de “Cae tu Sangre…”, “Oh Pecador”, “Coronación” y “Resurrección de Jesús” se aproximaba al Santuario de María Auxiliadora. Pero no todo acababa ahí… El solo de trompeta de “Y yo soy la Resurrección y la Vida” y la marcha “Amén” acompañaban el caminar de la cuadrilla hacia el interior del patio, donde sonó “A Ti, Dios Padre”.

Ya estaba el Divino Salvador en casa, ya comenzaba la cuenta atrás para volver a vivir un Martes Santo junto a Él, y con el “Himno Nacional” y el final de su marcha, la de toda la familia salesiana, “Ángeles Salesianos”, dábamos por finalizado este día, otro nuevo Martes Salesiano.

Alberto Fernández Doblas

Componente de la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia

En este enlace podéis ver los diferentes vídeos de este día recogidos en una lista de reproducción:

https://www.youtube.com/playlist?list=PLZjv5Ni0SSWkIn72sxlFmrGJHbpOS1k5c

Por último, en las siguientes fotos os dejamos el repertorio detallado de este Martes Santo tras la Hermandad del Prendimiento de Córdoba: