Entrevista a Emilio Cid Millán

  

En nuestro afán por seguir hondando en nuestras raíces en vistas al X Aniversario de la formación, hoy entrevistaremos a Emilio Cid Millán, tuba de nuestra Agrupación Muiscal. Él es una persona que lleva tocando en nuestras filas desde el inicio de nuestra andadura.

Os dejamos con la entrevista a Emilio Cid Millán:             

     

1. ¿Qué te llevo a formar parte de la Agrupación Musical?

Hace ya unos cuantos años de aquello, nada más y menos que 10. Tenía 15 años, y una de las mañanas de colegio un amigo y ex componente a día de hoy de la banda (Rafalín), me comentó que una Hermandad de Semana Santa conocida como “la del Esparraguero”, iba a formar una Agrupación Musical a la cual se quería apuntar.

Sin pensármelo más de dos veces y sin ni si quiera comentárselo a mis padres fuimos los dos de camino a la Hermandad para apuntarnos.

2. Comenzaste como caja, pero poco tiempo después pasaste a corneta y hace poco tiempo cogiste la Tuba. ¿Por qué esos cambios?

Hay mucha guasa en la banda conmigo debido a tanto cambio de instrumento. Desde pequeño el mundo de la Semana Santa y sobre todo el de la música cofrade me había llamado la atención.

Mis primeros pasos en ella son en mi pueblo, Castro del Río, donde tengo maravillosos recuerdos de ella y salí de nazareno. A cualquier niño que le guste la música cofrade y le preguntes que quiere tocar te dirá… ¡Yo quiero un tambor! y de esa forma empezó mi andadura en la música cofrade.

Ingresé en la Agrupación sabiendo tocar ya el tambor, donde había aprendido en la “banda de la O”, y en poco tiempo pasé a tocar la caja. Al tercer año, al finalizar uno de los ensayos con las bromas, cogí la corneta y no sé por qué me engancho. Fue a partir de ese momento cuando me desvinculé de la percusión y me dejé envolver en ese instrumento que me encantaba. Con él, he vivido momentos maravillosos y que jamás olvidaré como fue salir por primera vez detrás de tu Cristo el recorrido completo. Al cabo de un par de años empecé a tener problemas de salud debido a tocar ese instrumento perdiéndome más de la mitad de la Semana Santa de 2012 donde tengo los recuerdos más amargos de todos estos años.

Como era normal, irme de la banda no estaba en mis planes, saliendo de aguador si hiciera falta. Tras hablar con Manuel Roldán y escuchar sus consejos aposté por la tuba la cual toco actualmente y me sorprendió para bien.

3. Después de 10 años, ¿Qué es lo que te motiva y te hace seguir cada día entre las filas de la Agrupación Musical?

Aunque suene ya a tópico, una de las claves y motivos por los cuales sigo a día de hoy y me hace seguir yendo son el ambiente y valores que se transmiten. Valores como la humildad, esfuerzo, trabajo…y sobre todo ser feliz con lo que uno hace, siendo Manuel Roldán el mejor motivador para ello. Para mí, la banda no es un hobby ni una formar de desconectar después del día, forma parte de mi vida, y como parte de ella la necesito y la necesitaré siempre. Está claro que hay momentos los cuales estás más agobiado, momentos los cuales te puede llegar a cargar tanto ensayo al no parar en todo el año, pero son en esos momentos donde te das cuenta que si no los tienes te falta algo.

4. ¿Qué recuerdos guardas en estos 10 años como componente?

Pregunta difícil. Son muchísimos los recuerdos que guardas en tantos años y que si te paras a pensar no acabas. Desde los primeros ensayos en una carpeta en la Casa Hermandad, ensayos en el Granadal mientras pasaban por tu lado rebaños de ovejas, ser los niños de los saquitos, tu primera salida, tu primer uniforme, grabar un disco, miles de momentos magníficos (peroles, cumpleaños, bodas, ferias…) y otros no tan buenos que te enseñan a estar más unidos que nunca. Como ya he dicho antes, no acabaría nunca.

5. ¿Y alguna anécdota graciosa?

A lo largo de tantos años imagínate la cantidad de anécdotas y momentos graciosos que han podido ocurrir. De las que se pueden contar hay desde componentes desaparecidos y que se han quedado durmiendo llegando justos a la hora de salida, instrumentos rotos en medio de procesiones, interpretación de una marcha media banda y la otra media otra diferente, indumentaria variada (camisas, zapatos, pantalones de colores diferentes) etc.

6. ¿Cómo recuerdas el privilegio de tocar tras el Señor por primera vez en 2008?

Como bien habéis dicho fue todo un privilegio. Imagínate una banda compuesta por niños, alrededor de 40-50 componentes y ponerte a tocar detrás de tu Cristo con solo dos años de andadura. Fueron momentos de mucha ilusión y a la vez nervios, pero lo que sí recuerdo perfectamente es que mejor o peor interpretadas las marchas, lo único que queríamos era tocar otra, otra y otra…y que ese momento se alargara lo máximo posible en el tiempo.

7. ¿Qué recuerdas de la primera salida de la Agrupación Musical junto al Nazareno de Nueva Carteya?

Recuerdo que teníamos muchísimos nervios a la vez que ilusión. Llevábamos tiempo ensayando muy duro, pasando frio y calor para que saliera todo bien ese día. La gente de Nueva Carteya nos acogió con los brazos abiertos, no tenían nada más que muestras de cariño y apoyo para que siguiéramos trabajando y volvernos a ver cuándo quisiéramos.

8. Y la experiencia de grabar un disco en un estudio, ¿Cómo fue?

Fue una experiencia única. Una responsabilidad muy grande a la vez que gratificante. Pasábamos de ensayar en la calle, conciertos y tocar detrás de los pasos a tener un micrófono delante tuya grabando cada nota que salía de tu instrumento. Como es normal todo ello tuvo un trabajo previo enorme, trabajo de muchas horas, técnica, afinación etc. Gracias a Dios todo salió muy bien.

9. ¿Cómo describirías la relación entre los compañeros?

Aunque vuelva a decirlo y suene a repetitivo, una de las claves de esta Agrupación es la relación que hay entre todos nosotros. Ya no solo somos compañeros… si no que la mayoría hemos ido forjando grandes amistades a lo largo de los años y momentos vividos. Para mí, es lo que hace especial a esta Agrupación y de donde reside su fuerza. En ella tengo grandes amigos a día de hoy (no voy a dar nombres vaya a ser que alguno se me olvide…). Ellos saben quién son, y sobre todo lo más importante… sé que están ahí y estarán.

10. ¿Con qué marcha de nuestro repertorio te definirías? ¿Por qué?

Es complicado elegir una sola marcha la cual te defina. Si tengo que elegir una… “He ahí Jesús”. Es una marcha con la que me identifico bastante.

11. Es más que evidente la unión que tenemos con la vida diaria de nuestra Hermandad del Santísimo Cristo de Gracia, ¿Piensas que es importante dicha unión? ¿Por qué?

Más que importante diría vital. Para mí no hay diferencias entre una y otra, al contrario, son la misma. Somos un grupo de personas con unas ideas y pensamientos en común que vamos de la mano construyendo esos sueños y haciéndolos realidad. Respecto a la relación entre ambas mejor no puede ser y ya hablo por mí. Dentro de ella he conocido a gente y familias maravillosas donde reinan valores como la familia, la amistad… etc. La verdad que siempre me he sentido arropado por ellos, dejándome ser y siendo uno más.

 

 

 

 

 

 

Realizada por:

Javier Romero Pérez

María del Carmen Clariana Pedregosa

Sergio González Balbuena

Juan José Piedra Barrios

Componentes de la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia