ENTREVISTA A GUILLERMO ARAGÓN VARGAS

 

Seguimos conociendo a aquellos componentes que comenzaron esta andadura musical hace ya casi 10 años. Hoy es el turno para Guillermo Aragón Vargas, trombón de nuestra Agrupación Musical. Él comenzó a vivir este sueño desde aquel maravilloso 26 de septiembre de 2006, día que empezó nuestra historia… Os dejamos con la entrevista a Guillermo Aragón Vargas:

1. Cuéntanos tus comienzos en el mundo músico-cofrade

El inicio de mi práctica musical fue de la mano de Manolo Roldán, cuando inició esta andadura en la que seguimos a día de hoy. Mi mundo musical apareció en una edad temprana, dado que, a los 5 años de edad, el sonido de cualquier instrumento, me llamaba muchísimo la atención. En el año 2006, fue cuando empezaron mis pasos musicales, al implicarme directamente con la Agrupación Musical Stmo. Cristo de Gracia. En el aspecto cofrade, fue también temprano, ya que vivía en un barrio, donde el mundo cofrade se percibe mucho, ese barrio es San Lorenzo.

2. Comenzaste como bombardino, pero pasaste a trombón. ¿A qué se debió dicho cambio?

Me dirigía a la Hermandad, previamente habiéndonos informado Juan González Raso, en el colegio Padres Trinitarios, de dicha formación musical. Fui con mi amigo Francisco Jesús Flores para apuntarnos a la misma. Esa tarde iba con la intención en mi mente de tocar una trompeta, pero… ¡SORPRESA! Don Juanito González me dió un instrumento cuyas dimensiones no estaban de acuerdo con la decisión de mi madre y de mi estatura. Estuve durante 4 años formándome con este instrumento, hasta que, en un verano, en una situación de agobio, decidí tomarme un pequeño descanso, tras el cual volvería con otro instrumento, el TROMBON. El cambio fue simplemente por una decisión y una mejora para el aspecto musical de la Agrupación Musical.

3. Si te pidiéramos un par de momentos especiales vividos en la Agrupación, ¿con cuáles te quedarías?

Creo que momentos especiales, hay muchos y en cada momento, puede surgir uno cualquiera, pero si tengo que resaltar alguno de ellos es sin duda, la primera vez que me puse a interpretar una marcha delante de nuestro Titular, un Jueves Santo, en el cocherón con la Agrupación Musical. Otro de ellos fue el momento en el que interprete la marcha “Al Señor del Silencio” y verdaderamente le encontré su sentido, saliendo Nuestro Padre Jesús del Silencio de su templo en su salida procesional.

4. ¿Cuál es la salida en la que más has disfrutado en estos diez años? ¿qué recuerdas de ella?

Sin lugar a duda, se puede decir que cada salida tiene su esencia, nervios, ilusión, entusiasmo, etc. Pero una de las salidas con las que me quedo, fue cuando “Los del Cerro” decidieron apostar por nosotros, siendo este el primer año que acompañamos a Nuestro Padre Jesús del Silencio.

5. ¿Cuáles de los lugares que visita la formación te gusta más? ¿Por qué?

Un sitio que me encanta, dado el respeto y agradecimiento mostrado hacia la Agrupación Musical, es en Vélez Málaga, con la Cofradía de las Angustias… Reina Madre de Vélez Coronada.

6. Sabemos de tu especial devoción por el Señor del Silencio. ¿Qué sentiste al acompañar varios años a tus dos Titulares?

Es difícil expresar lo que se siente al acompañar a mis dos Titulares. Pienso que mi mejor forma de acompañar a ambos, es dándole sentido a cada nota que interpreto en cada marcha, sintiéndolo y haciéndolo con el corazón. Punto aparte, quiero hacer mención en la familia de la Hermandad del Amor, dado el cariño mostrado desde un principio a todos los componentes y en especial a mí.

7. ¿Qué es lo que te sigue haciendo amar esta afición después de diez años?

Creo que una de las esencias en el mundo musical es el afán por descubrir cosas nuevas y vivir experiencias mágicas. Siempre digo que, en cada compás del pentagrama, hay escrita una poesía oculta, que solo tú mismo, puedes leer y encontrar.

8. ¿Qué mensaje de motivación le transmitirías a tus compañeros?

Es un camino duro a lo largo de un año, ensayos, conciertos y demás, pero cuando una cosa se hace con interés y motivación, no existe mejor recompensa que el fruto de un buen trabajo. Les diría a mis compañeros, que no hagan nada por el simple hecho de hacerlo, que le encuentren sentido a cada ensayo, a cada marcha interpretada, en cada salida procesional, conciertos, etc.

9. ¿Alguna anécdota digna de ser recordada?

Hay y habrá muchas anécdotas, pero una que me llama la atención por su peculiaridad, es cuando los compañeros de fila, hacemos el llamado “CHOQUE DE BOQUILLAS” que es hacer todos, un golpe unísono con las boquillas del instrumento.

10. ¿Con cuál marcha de nuestro repertorio te identificas más? ¿Por qué?

Sin lugar a duda, con la marcha Al Señor del Silencio, por recuerdos y experiencias vividas. Ojalá vuelva a sonar la décima trabajadera un Domingo de Ramos, a las tres de la tarde en la Iglesia del Cerro.

Realizada por:

Javier Romero Pérez

María del Carmen Clariana Pedregosa

Sergio González Balbuena