ENTREVISTA A DANIEL Y MARIO BOLLERO MESONES

 

 

     

 

Con motivo de nuestro décimo aniversario, continuamos con una serie de entrevistas dedicadas a aquellos que han podido vivir estos diez años de manera cercana a nosotros. Éste es el caso de los hermanos Daniel y Mario Bollero, que vivieron varios años de nuestra formación, en la voz de cornetería.

 

Tanto Daniel como Mario pertenecen a la Hermandad del Santísimo Cristo de Gracia desde muy temprana edad y han formado parte del cortejo siendo esclavinas, cornetas de la Agrupación Musical y, actualmente, forman parte de la cuadrilla de costaleros del Santísimo Cristo de Gracia son los pies de nuestro Sagrado Titular cada Jueves Santo.

A continuación, os dejamos con la entrevista a los hermanos Bollero Mesones:

 1. ¿Qué fue lo que os llamó la atención para llegar a la Hermandad del Cristo de Gracia? ¿Cómo llegasteis a ella?

Daniel y Mario: Realmente casi no tenemos noción de ese momento ya que llevo formando parte de la Hermandad desde los 5 años, y mi hermano Mario desde sus 3 años de edad. Fue nuestra tía la que nos hizo hermanos de la cofradía, ya que ella formaba parte de la misma y mi tío era costalero de nuestro Sagrado Titular. Está claro que tenemos que agradecerle a ella que nos hiciera hermanos ya que, sin duda, gracias a eso hemos podido formar parte del cuerpo de nazarenos, posteriormente de la banda y ahora, podemos ser los pies de nuestro Titular.

2. ¿Qué es lo que significa para vosotros el Santísimo Cristo de Gracia?

Daniel: En mi casa no hay mucha tradición cofrade, pero desde que empecé a tener conocimiento supe lo que era formar parte de una Hermandad y la devoción a nuestro Titular. Para mi significa mucho en mi vida y tiene un gran hueco en mi corazón, ya que, Él nos da fuerza en los momentos difíciles y nos cuida.

Mario: Para mí el Santísimo Cristo de Gracia significa mucho en mi vida ya que llevo en la Hermandad, junto a Él, toda mi vida, y desde pequeño empecé a sentir lo que es, para todos los que somos hermanos, “EL MÁS GRANDE” como decimos nosotros, realmente casi no se puede explicar, es simplemente vivirlo y sentirlo.

3. ¿Podéis contarnos cómo pasasteis a formar parte de la Agrupación Musical y vuestros comienzos en la música cofrade?

Daniel y Mario: Nosotros, en aquel entonces ya conocíamos el proyecto de la banda y sabíamos que existía, ya que, nuestra tía que nos informó y metiéndonos un poco “el gusanillo” en el cuerpo, pero no nos decidíamos. Poco después dos grandes amigos como Alberto Fernández y Juan Aguilar nos dijeron que se habían apuntado a la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia y no hicieron falta muchas más palabras para convencernos. Finalmente nos apuntamos en el verano de 2010.

 4. ¿Cuáles son los momentos más especiales que recordáis de vuestra etapa en la Agrupación Musical?

Daniel: Uno de los momentos que jamás olvidaré fue aquel Domingo de Ramos de 2011, mi estreno en Semana Santa, y que mejor manera que tras Nuestro Padre Jesús del Silencio. Recuerdo el momento en el que el misterio estaba encarado frente a la puerta de la Iglesia y la puerta se abrió entrando el sol en el interior de la Iglesia dibujando una de las siluetas que quedaron grabadas en mi cabeza, la silueta del Silencio frente a su gente.

También recuerdo con tristeza que el Jueves Santo, de ese mismo año, fue fastidiado por la lluvia, pero confiaba que en 2012 nos desquitaríamos de ese mal recuerdo, y así fue, aunque no todo el recorrido. Como no, también recuerdo el primer viaje en el autobús para tocar fuera, y, en definitiva, esa Semana Santa 2011 fue realmente especial.

Por supuesto un recuerdo muy especial que tengo es el primer trabajo discográfico de la Agrupación Musical, El Principio de un Sueño, todo el proceso de grabación, la ilusión conjunta de 100 personas, etc. El día de la presentación fue increíble, todos estábamos muy emocionados porque sabíamos que estábamos haciendo algo muy grande y poniendo a nuestra banda en un huequecito del mapa.

Mario: Uno de los momentos más grandes que he vivido en la Agrupación Musical fue el momento de nerviosismo cuando decidí formar parte de la formación. Fui hacia la Casa Hermandad, la cual estaba llena de muchos jóvenes que querían pertenecer a ella.

Otro momento especial, aunque más que especial fue agridulce, fue mi primer Jueves Santo que no pudimos salir por la lluvia, pero ese momento en el que tocamos un par de marchas a nuestro Sagrado Titular en el cocherón fue… Impresionante.

5. ¿Con que marcha os sentís más identificados?

Daniel: Claramente con “El Principio de un Sueño”, ésta marcha es el resumen de tantos años de sacrificio y esfuerzo de cada uno de los componentes de la Agrupación Musical, es una marcha especial para mí porque fue la marcha propia por la que en Córdoba nos empezaron a conocer un poquito más.

Mario: Me siento identificado con “A mi Dios Crucificado” ya que es una de las marchas propias dedicada a nuestro Titular, la segunda marcha que se le toca al Señor el Jueves Santo en la Salida Procesional y unas de las primeras marchas que aprendí a tocar en la Agrupación Musical.

6. ¿Qué fue lo que sentisteis el año pasado al entrar, por primera vez, en la Santa Iglesia Catedral siendo costaleros del Santísimo Cristo de Gracia? ¿Cómo fue ese momento a los sones de una marcha tan especial como es “Gloria Tibi Trinitas”?

Daniel y Mario: Ese momento fue un sueño hecho realidad, sabíamos que justo en el momento que el Señor entrara por la puerta del Perdón estaríamos haciendo historia, pero en ese momento la concentración era máxima, el paso entraba muy justo y estábamos pendientes de hacer bien el trabajo. Por otra parte, ese momento no podría haberse acompañado mejor que con “Gloria Tibi Trinitas”, solo de recordarlo se me pone el vello de punta, no hay palabras para explicar ese momento, hay que vivirlo para comprenderlo.

7. Habéis vivido una etapa en la que fuisteis nazarenos de la Hermandad, luego pasasteis a la Agrupación Musical y, actualmente, sois los pies de nuestro Señor… ¿Cómo habéis vivido cada una de estas etapas?

Daniel: Mi recuerdo como esclavina es muy lejano, ya que hace ya muchos años de aquello, aunque conservo muchas fotos con gran cariño, luego, cuando ya fui nazareno, iba en un sector cercano al Señor y recuerdo que cuando salíamos de Carrera Oficial para encarar Alfonso XIII miraba un poco hacia atrás y podía verlo, era el mejor momento de toda la noche, y, aunque, recuerdo que acababa muy cansado de estar toda la noche de pie y con el cirio, merecía la pena.

La etapa de la banda fue una de las mejores, gracias a esa etapa gané bastantes amigos, y otros que a día de hoy considero hermanos, Manolo hacía los ensayos muy amenos y aprendí mucho gracias a él. Los viajes eran siempre una aventura, muchas veces incluso me llegaba a doler la barriga de estar riendo todo el viaje, me dio muchísima pena tener que dejar la banda, pero quería formar parte de la cuadrilla y, también, por motivos académicos era imposible compaginar la banda y los estudios.

Mi etapa de costalero es muy cortita ya que apenas llevo un año, pero la verdad que la acogida fue muy buena, hay un grupo de personas buenísimo que te tratan como un hermano desde primera hora, y por otra parte, trabajar con Curro es un auténtico lujo.

Mario: Cada una de ellas las recuerdo con muchísima ilusión y mucha alegría de haber podido estar ahí, de nazareno, en la Agrupación Musical y ahora de costalero, porque realmente da igual de qué manera estés, lo importante es que sea junto a Él.

 8. ¿Podríais contarnos una anécdota que os haya pasado dentro de la Agrupación Musical?

Daniel: La anécdota que más me gusta contar es cuando fuimos a tocar a Vélez- Málaga tras la Cofradía de las Angustias Coronada y, a mitad de recorrido, empezó a caer una tromba de agua impresionante. También formaba parte del cortejo un grupo de la Legión y su banda que corrieron a refugiarse y no volvieron a aparecer. Nosotros aguantamos sin movernos detrás del paso ya que no los íbamos a dejar de lado a la Cofradía en esos momentos. Taparon el paso y nos fuimos tras ella a paso agua, tocando como si nada hasta la Iglesia. Desde ese momento nos convertimos en los legionarios del Alpargate.

Mario: Han pasado muchísimas anécdotas tanto buenas, que son la mayoría, como malas. Una de las ultimas anécdotas que recuerdo de mi paso por la Agrupación Musical fue el Viernes Santo en Vélez Málaga acompañando a las Angustias de Vélez. Empezó a llover y todos los componentes de la Agrupación les dimos, a los padres que nos acompañaban, las gorras y le dimos la vuelta a los bordados del uniforme para que no se estropearan. Tras ello, seguimos tocando detrás de la Señora de las Angustias hasta llegar a su Iglesia, esto me demostró la seriedad y compromiso de la formación musical.

9. A pesar de que en la actualidad no formáis parte de la Agrupación Musical… ¿Cómo seguís viviendo el día a día de la misma?

Daniel: Solemos ir de vez en cuando a los ensayos ya que vivimos cerca de la nave y también solemos asistir a los conciertos que podemos o Salidas Procesionales porque, personalmente, la extraño mucho. También al conservar amigos allí pues hablamos de cómo va la banda o que nuevos proyectos tienen en mente.

Mario: Con muchísimo orgullo y alegría de ver como cada día la Agrupación crece y va a más. Todo trabajo tiene su recompensa suelen decir… y esta Agrupación está recogiendo sus frutos y siguen, como dijo el gran Manuel Roldan, dejando huella por donde pasan.

10. Vuestro primer Jueves Santo dentro de la Agrupación Musical se vio fastidiado por la lluvia… ¿Cómo fueron los sentimientos previos a la salida?

Daniel: La verdad que fue un día para olvidar… Esperábamos con muchas ganas estrenar esta nueva etapa detrás de nuestro Titular. Recuerdo ver a mi hermano llorando por la impotencia y a mí se me escapó alguna lágrima, pero bueno sabíamos que es algo normal, que podía pasar y que los Titulares de nuestra Hermandad tienen un gran valor histórico y se toman las mejores decisiones para preservarlos.

Mario: Los sentimientos de ese día eran todos los sentimientos que te puedan pasar… una mezcla de nervios, tristeza y coraje de ver la lluvia caer y que no parase, pero en el momento en el que la Junta de Gobierno decidió no realizar la Estación de Penitencia y pasamos al cocherón a tocarle a nuestro Titular alguna marcha fue INOLVIDABLE.

Entrevista realizada por:

Sergio González Balbuena

Esther Cayuelas González

María del Carmen Clariana Pedregosa

Javier Romero Pérez

Juan José Piedra Barrios

Carlos Sánchez Millán

Alberto Fernández Doblas

Componentes de la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia