Allá por Septiembre de 2006, concretamente el día 26, germina la semilla de un anhelo que llevaba siendo soñado por algunos miembros de nuestra Cofradía desde su más tierna infancia. Bajo la iniciativa de Ricardo Rojas y los hermanos Jesús y Rafa Fernández, así como la batuta de Manuel Roldán Roldán, un puñado de jóvenes comienzan a trazar el esbozo de un camino de sueños y ambiciones. Si bien todo parecía una utopía, la realidad se daba de bruces con nuestra formación el Jueves Santo de 2008, cuando una deseosa calle Alfaros cobijaba la primera simbiosis entre esta formación y el paso del Santísimo Cristo de Gracia. Desde entonces, la Agrupación ha rendido pleitesía a su amado Titular cada Luna de Nisán.

Así mismo, el buen quehacer de esta formación y el incesante tesón mostrado a lo largo de estos diez años, han hecho que sus sones suenen por gran parte de la Geografía Andaluza e incluso fuera de esta. Destacables son los hermanamientos con la Banda de Santo Inocencio de Burela (Lugo) o con la Agrupación Musical de la Redención (Sevilla). Han acompañado a las Hermandades cordobesas del Rescatado, Amor, Buen Suceso, Prendimiento, Pasión y Esparraguero, así como a la Vera Cruz de Tocina (Sevilla), Juventud de Montilla, Angustias de Vélez-Málaga o Resucitado de Huelva, entre muchos otros. También cabe destacar su participación en los Vía-Crucis Magnos de Córdoba (2013) y Huelva (2016). Cuenta con un trabajo discográfico titulado “El Principio de un Sueño”, grabado en 2012 por la discográfica “Pasarela”, siendo este el humilde fruto de arduas horas de trabajo y esfuerzo.

En la actualidad, la formación cordobesa se encuentra celebrando el décimo aniversario de su nacimiento, efeméride que se conmemorará desde el 26 de Septiembre de 2016 hasta la misma fecha del año siguiente. El aniversario se está festejando de una manera interior, enfocada a los componentes y a las personas que han hecho posible que ese sueño sea hoy una innegable realidad.